Si solo dispones de 24 horas en Sevilla, ¿cuáles son las mejores cosas que deberías estar haciendo en un día? Si echas un vistazo a las guías y a los consejos de viaje, fácilmente te estresarás por la gran oferta de atracciones, por lo que aquí lo hemos reducido un solo día en la ciudad.

Por supuesto, puedes acaparar mucho más en un día en Sevilla, pero si realmente deseas disfrutar de tu tiempo en la ciudad, tómatelo con calma, como hacen los lugareños, y disfruta de todo lo que esta increíble ciudad tiene para ofrecer.

 1. Catedral de Sevilla

No tienes que ser religioso, ni siquiera tienes que estar particularmente interesado en el arte o la arquitectura y ciertamente no tienes que ser un aficionado a la historia para disfrutar de la Catedral de Sevilla.

La catedral de Sevilla es la catedral gótica más grande del mundo y también tiene el título de ser la tercera catedral más grande del mundo, lo que es bastante impresionante.

La catedral es un gran lugar para comenzar un recorrido por Sevilla si quieres tener una idea del tamaño y la geografía de la ciudad, ya que si subes a la cima, serás recompensado con increíbles vistas de la ciudad y más allá.

Puedes explorar la catedral durante horas si lo deseas o simplemente echar un vistazo rápido en función del interés que tengas, pero es algo que debes ver si estás un día en Sevilla.

Catedral de Sevilla
Catedral de Sevilla. Foto de Mylitleadventure.

2. Caballos y carruajes

Puedes encontrar los famosos caballos y los carruajes de Sevilla cerca de la catedral y contratar uno para que te lleve por la ciudad a hacer un recorrido rápido.

Los caballos y los carruajes se pueden ver recorriendo las pintorescas callejuelas, pasando por las principales atracciones de Sevilla e incluso por los alrededores, y son una excelente manera de ver una gran parte de la ciudad de una sola vez.

En cada coche de caballos pueden ir hasta cuatro personas y los recorridos suelen durar unos 40 minutos (cuestan unos 40 €). Paga al conductor directamente por el viaje y simplemente sube, todo es bastante informal.

carruaje tirado por caballo en plaza de España
Carruaje en Plaza de España

Sin embargo, no esperes una visita guiada en el coche de caballos, ya que los conductores rara vez brindan información más compleja que el nombre del edificio que está pasando (a gritos). Lleva una guía contigo para tener una idea de lo que está sucediendo.

3. Plaza de España

Si haces el paseo a caballo o en carruaje, ya habrás pasado por Plaza de España en el recorrido, pero este lugar bien vale la pena verlo de cerca, ya que está a tan solo 15 minutos a pie de la parte antigua de Sevilla.

Este impresionante edificio y la plaza fueron construidos originalmente para una exposición en 1928 y ahora es el impresionante hogar de algunas oficinas gubernamentales, pero aún mantiene una calidad mágica.

¡Aquí hay algunos ejemplos asombrosos de mosaicos y arquitectura e incluso tiene su propio foso con barcas en los que puedes hacer un viaje para disfrutar de la experiencia completa.

Asegúrate de llevar tu cámara, ya que este es un lugar que debes ver para creer y es realmente hermoso, especialmente al atardecer.

Plaza de España de Sevilla
Plaza de España

4. La siesta

La siesta en Sevilla no es solo echarse una breve cabezadita, es una parte integral de la vida cotidiana y cualquiera que haya estado en Sevilla en los meses de verano sabrá que es más que necesario para quienes buscan escapar del calor del día.

Regresa a tu hotel y acuéstate por un par de horas, ¡especialmente si quieres energía más tarde en la noche para poder continuar con los locales mientras sales de fiesta hasta el amanecer!

5. Tapas y caña

Si quieres verte como si supieras lo que estás haciendo en Sevilla y vivir como lo hacen los lugareños, ¡dirígete por la noche a tomar una caña y probar unas tapas!

Todo el mundo comienza a salir por la noche alrededor de las 10 pm y en lugar de sentarse en una mesa, los residentes locales se paran en el bar en un lugar de tapas y ordenan y comen allí mientras disfrutan de una caña.

Si no estás seguro de qué elegir del extenso menú de tapas, asegúrate de incluir al menos algo de jamón de bellota curado cortado muy fino. No es una opción barata, pero es deliciosa y si quieres probar una comida en Sevilla, esta es.

cañas y tapas en un bar de Sevilla
Tapas y caña. Foto de LaVanguardia.

6. Termina con unas copas y un baile

Sevilla tiene una bulliciosa cultura de bares con terrazas en las calles para disfrutar de una cerveza y charlar con amigos hasta la madrugada. No es raro ver a los niños jugar afuera hasta, al menos, la medianoche y quedarse hasta tarde es simplemente parte de la cultura ¡gracias a la siesta!

Si aún tienes energía, puedes bailar hasta las 6 de la mañana en una de las diferentes discotecas a lo largo de la orilla del río para terminar las 24 horas en Sevilla.

Português