Una visita a una ciudad europea no solo está llena de excelentes actividades y atracciones para adultos, también puede ser un lugar fantástico para llevar a los niños y hay muchas cosas para hacer con los niños en Sevilla.

Con tantas opciones, hemos elegido algunas de nuestras cosas favoritas para hacer con niños en Sevilla y hemos tratado de incluir algo que atraiga a diferentes edades, intereses y presupuestos.

 1. Isla Mágica

Ninguna lista de las mejores cosas que hacer en Sevilla con niños estaría completa sin incluir el parque de atracciones Isla Mágica, un fantástico día para niños (y adultos) de todas las edades.

El parque Isla Mágica está situado en el corazón de la ciudad, por lo que no sale caro llegar hasta él si ya estás en Sevilla.

El parque solo está abierto anualmente por temporada y los horarios de apertura varían mucho, por lo que nunca está de más verificar primero a qué hora abre, ya que durante la temporada alta de verano puedes permanecer allí durante la noche para aprovechar al máximo todas las atracciones en oferta.

Un viaje a Isla Mágica es quizás más adecuado para niños mayores y adolescentes porque, si bien hay muchas cosas para que disfruten los niños más pequeños, incluidos espectáculos en vivo y actividades, es por supuesto que hay numerosas atracciones donde se exige una altura mínima.

Tan pronto como entras en Isla Mágica, te sientes como si estuvieras a un millón de kilómetros de distancia del resto de la ciudad. Se trata de un día fantástico para toda la familia y, definitivamente, uno de los mejores lugares para visitar con niños en Sevilla.

una de las atracciones de Isla Mágica en funcionamiento
Atracción de Isla Mágica en Sevilla

2. Acuario de Sevilla

Ubicado junto al río cerca de la Noria de Sevilla, el acuario de Sevilla es el lugar perfecto para pasar el día en cualquier momento del año.

Este acuario recientemente inaugurado alberga 35 enormes tanques con más de 400 especies diferentes de vida marina que viven en el acuario, bien cuidado y acogedor.

El acuario de Sevilla logra equilibrar el lado de entretenimiento de la atracción, aplicando actividades para mantener a los niños ocupados como los tanques de “toca toca”, mientras que también brindan suficiente información y mensajes ambientales para los niños un poco más mayores que quieren aprender más o tienen un interés especial en biología marina.

El acuario de Sevilla está abierto todo el año y es ideal en verano para escaparse del tremendo calor así como en días húmedos de invierno, donde te mantienes seco mientras los niños se divierten.

Si eres parte de un grupo, puedes hacer que tu viaje al Acuario de Sevilla sea aún más memorable organizando un descanso privado con la experiencia “duerme con los tiburones”, que consiste en acostarte en el túnel de cristal del tanque de tiburones durante la noche para poder observar a estas increíbles criaturas que se deslizan por las aguas.

en el túnel bajo el acuario - Sevilla
Acuario de Sevilla

3. Plaza de España y Parque de María Luisa 

Algunas de las mejores cosas para hacer en Sevilla con niños no cuestan en absoluto. Un viaje a la Plaza de España y al Parque de María Luisa es algo que los niños de todas las edades disfrutarán, ¡especialmente si les haces algo de marketing primero!

Si bien la arquitectura en Plaza de España es suficiente para que la mayoría de los adultos se queden boquiabiertos, puede ser más difícil despertar el interés en los niños, por lo que si quieres estar un rato aquí sin escuchar quejas, sería una gran idea animarles a ver Star Wars. En esta saga se muestra la plaza y los niños la reconocerán al instante como el juego de esta gran película.

Plaza de España y pequeñas barcas en el río pasando por debajo del puente
Plaza de España. Foto de Tripsavvy.

Si los adultos están dispuestos a navegar por la plaza a un ritmo pausado pero los niños están más interesados en correr, puedes mandarles ir a buscar los bancos alrededor de la plaza con los nombres de todas las comunidades autónomas de España en ellos – si eres organizado, haz primero una lista para que los vayan encontrando y comprobando.
Después de la plaza, dirígete al parque de María Luisa para que los niños desaparezcan y jueguen entre las palomas, en las diferentes áreas del parque infantil o explorando este parque que realmente se parece mucho más a una jungla la mayor parte del año.

niños y palomas en el parque de María Luisa de Sevilla
Parque de María Luisa en Sevilla. Foto de Andalucia.

4. Agua Mágica 

Sevilla está muy lejos de la playa, pero cuando estás buscando refrescarte en un día caluroso en la ciudad, quizás el mejor lugar para ir, y ciertamente una de las mejores cosas que hacer con los niños en Sevilla, es ir a Agua Mágica – la parte de parque acuático dentro del parque de atracciones Isla Mágica.

El equipo del parque ha traído literalmente la playa a Sevilla en Agua Mágica y este parque es siempre uno de los favoritos para niños de todas las edades, además de ser un lugar maravilloso para refrescarse del calor del verano.

Agua Mágica es una adición reciente al resto del parque Isla Mágica y ha sido diseñado para ofrecer más variedad. Los niños mayores y los adolescentes disfrutarán de los toboganes rápidos y llenos de adrenalina, mientras que los más pequeños y aquellos que buscan relajarse durante el día pueden sentarse en el área de la playa y jugar de manera segura en aguas poco profundas.

toboganes del parque acuático Agua Mágica

 

Combina un viaje a Agua Mágica con Isla Mágica por un día que los niños (y los adultos) probablemente no olvidarán!

Português